¡¡¡¡y ahora además frescos!!!!

No hay mal que por bien no venga, al tener los locales sin actividad pordemos utillizarlos para abastecimiento de productos perecederos que antes no podiamos.

Todo es poco para las necesidades que se estan dando